Clases precarias, globalización neo-liberal y mujeres mayores

Dena Targ
Harry Targ
David Cormier
Purdue University; West Virginia University

traducido por Isaías R. Rivera Herrera, Instituto Tecnologico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), México

El auge de la globalización neo-liberalCon la caída del socialismo, lo que llamamos la globalización neo-liberal de ha expandido dramáticamente. “Neo-liberal”, se refiere a una serie de políticas económicas que derivan de una visión propia de Adam Smith y David Ricardo. Estas políticas incluyen la limitación del papel del estado en la vida económica; la promoción de “mercados”; la reducción de los impedimentos globales para la penetración del capitalismo en todos y cada uno de los países (especialmente en los rubros de producción, inversión, comercio y finanzas) y finalmente la privatización de la proveeduría de todos los bienes y servicios necesarios para mantener la existencia humana. La globalización se refiere a un proceso de un incremento dramático a traves de las interacciones de las naciones, especialmente en comercio, producción, intercambio cultural y comunicación. Las políticas y el proceso están muy relacionados.

El neo-liberalismo como ideología, influye en las políticas públicas en casi casa estado, ya sea industrial-capitalista, post-socialista o post-colonial. Cada institución global poderosa –el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional,la Organización Mundial de Comercio y las asociaciones de estados poderosos como los países del G7—promueve políticas neo-liberales. El instrumento mas poderoso que las instituciones globales an usado a través de los años, incluso precediendo el colapso del bloque socialista para inducir a los paises a adoptar la agenda política neo-liberal es la deuda internacional. Los paises comenzaron a solicitar préstamos de billones de dólares en los años 70’s debido a los incrementos dramáticos en los precios internacionales del petróleo.

Ahora las naciones del mundo adeudan trillones de dólares. Cada deuda o cada decisión de renegociación de estas, están acompañadas de una demando por una “reforma” económica. En otras palabras, los bancos, las corporaciones multinacionales y los estado capitalistas ricos fuerzan a las personas en el mundo a tomar su “medicina” neo-liberal.

Defensores del neo-liberalismo arguyen que las políticas que ellos recomiendan, tendrán en el largo plazo, un crecimiento económico, mejoramiento en los estándares de vida y la democratización política. Para los neo-liberales, la expansión de la penetración capitalista, ayuda al crecimiento de los países necesitados. Los simpatizantes de esta globalización, creen que la globalización neo-liberal traerá a la humanidad un nuevo nivel de bienestar social y económico.

Clases precarias y exclusión social

A pesar de la prevaleciente visión de la globalización neo-liberal como una bendición para la humanidad, evidencias convincentes sugieren que muchas personas no han experimentado este avance económico en mas delos últimos 40 años. De hecho, algunos datos sugieren que la marginación, estancamiento e inequidad económica y la insuficiencia de salud pública y educación, a incrementados a largo de este tiempo. Los sectores globales de los trabajadores, indígenas, personas de color, las mujeres y subgrupos particulares de estos sectores, como los ancianos, no han sido beneficiados de la economía global cambiante. Por ejemplo, en 1960 la brecha entre los cinco mejor y menos pagados fue de treinta a uno. Para 1997, esta misma brecha fue de 74 a uno. Entre 70 y 80 países en 2002 tenían su ingreso per capita por debajo de como lo tenían diez o treinta años antes. (Black, 2002, p.54)

Mientras los escolares y expertos debaten sobre si la desigualdad en el ingreso y la riqueza ha incrementado o no, pero parece haber un menor debate sobre las medidas amsolutas de la pobreza en el mundo. Por ejemplo, el banco mundial estima que 1.3 billones de personas (de los seis billones de residentes globales) viven con menos de un dólar al día y casi tres billones lo hacen con dos dólares. El Fondo para el Desarrollo de las Naciones Unidas encontró que el uno por ciento de las personas que reciben el mayor ingreso tienen mas riqueza que el 57% de los que reciben el menor ingreso. En paralelo con la escasez de ingreso hay una variedad de indicadores de la pobreza. Mas de 840 millones de personas mal nutridas. Doce millones de personas mueren anualmente por la escasez de agua limpia mientras que 1.1 billones de personas carecen de acceso a este liquido y 2.4 billones de personas carecen de drenaje.(Seabrook, 24) La Organización Mundial del Trabajo(OIT) estima que cerca de dos billones de trabajadores, que son los trabajadores pobres, cumplen con los criterios del Banco Mundial para estar en pobreza (ganando menos de dos dólares al día) o de extrema pobreza (menos de un dólar al día) .

Samir Amin (2203) introdujo el concepto de “clases precarias” para describir lo que el cree que es el crecimiento del porcentaje de la población mundial que esta convirtiéndose en económicamente marginal. El estima que cerca de 1,5 billones de campesinos producen alimentos con tecnologías sencillas para satisfacer necesidades básicas de alimentos y cerca de 1.5 billones de campesinos viven bajo condiciones de pobreza. Estos granjeros “no tecnológicos” apenas cultivan lo suficiente para alimentar a sus familias, con un poco o nulo excedente para vender en el mercados. Este ultimo grupo de campesinos es verdaderamente precario. Igual que los obreros urbanos, Amin indica que 1.5 billones de los 3 billones de personas que viven en las ciudades estan marginados. Debido a la contratación externa, trabajo contratado y otros esquemas de producción de las corporaciones globales, se han convertido en trabajo casual.

Amin concluye que al menos 3 billones de campesinos y trabajadores, la mitad de la población mundial, experimentan las profundidades de la marginación económica y la pobreza.

Munck (2005) elabora el concepto de “exlusion social” equiparable al concepto de Amin de la “precariedad”. El sugiere que el concepto de exclusión fue desarrollado durante los años 90’s en Europa para señalar el carácter multidimencional de la pobreza. Este es un concepto holístico y relacional que incorpora las formas económicas, sociales, políticas y culturales en las que algunos grupos son marginados en relación con otros. La Exclusión Social es definida por Munck como “todas las formas en las que las personas son excluidas de las necesidades de la vida”.

Las mujeres y las clases precarias

Amin describe una imagen de un vasto mar de humanidad incrementalmente marginado por los procesos económicos y políticos globales. Munck sugieres que la precariedad, o exclusión, es un concepto multi-dimensional que incluye relaciones sociales, políticas económicas y culturales. Para propósitos de estrategia y acción tanto como de análisis, es importante distinguir precariedad de exclusión social para un mejor entendimiento de la importancia de sus categorías de personas basadas en las experiencias compartidad y las relaciones de poder político y económico.

Género y edad, dos categorías críticas y su intersección están señaladas a continuación (próxima investigación por Cormier y H. Targ señalarán las relaciones entre raza, globalización neo-liberal y precariedad).

Varios indicadores sugieren que la experiencia de la mujer en la economía política global es mas negativa que para los hombres. Por ejemplo, la Organización Mundial del Trabajo estima que el 70% de los 1.3 billones de personas que viven con menos de un dólar diario son mujeres. Las mujeres pasan el doble de tiempo que los hombres en trabajo no remunerados. Ganan un tercio menos que el hombre. Son mas las mujeres que los hombres que trabajan en sectores informales: mal pagados, no regulados, sin beneficios ni derechos.

Para comprender el impacto de la globalización neo-liberal en las mujeres, Alexandra Spieldoch (2004), con el Centro Concerní y la coordinación de la Red Internacional de Comercio y Género, exploró los efectos del “libre comercio” en las mujeres.

El Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLC o NAFTA) el cual entró en efecto en 1994 le ha costado los trabajos a los obreros canadienses y norteamericanos y han sido asociados al decremento de los salarios reales en los tres países afiliados (Estados Unidos, Canadá y México). El setenta por ciento de los trabajadores de las llamadas plantas maquiladoras a lo largo de la frontera mexicana con Estados Unidos son mujeres. Las condiciones laborales en muchas de estas plantas sonaltamente inseguras y los salarios son bajos. Además, las mujeres siguen siendo las principales guardianes de sus nucleares y extensas familias aun con el hecho de que deben trabajar mas horas que los hombres para ganar el mismo sueldo.

Spieldoch concluye: “este conjunto preliminar de estadísticas muestra que el modelos del TLC (NAFTA), basado en la liberación del comercio, las finanzas y la inversión, en linea con las políticas de privatizacion y desreglacion, estan teniendo un impacto negativo en las formas de vida de muchas mujeres y sus familias.

La demografía global de la edad

El Reporte de la Segunda Asamblea Mundial de la edad, identifica lo que se llama una “revolucion en la longevidad” en el siglo XX. De 1950 al 2000, la esperanza de vida alrededor del mundo ha incrementado 20 años y se espera que esta longevidad se incremente en 10 años mas para 2050. A principios de siglo habían 600 millones de personas de mas de 60 años y se esta proyectando que estos se incrementen a dos billones para el 2050. En el Sur Global, el porcentaje de la población con mas de 60 años incrementara de un 8 a un 15 por ciento en Asia y América Latina entre 1998 y 2025. En Europa y Norteamérica el porcentaje de estos mayores de 60 crecerá de un 20 a un 20 y de un 16 a un 26 por ciento respectivamente. Solo Africa tendrá incrementos marginales en su personas mayores debido a las epidemias de HIV/AIDS que afectan a sus jóvenes.

Este reporte indica que “la remarcable transición demográfica resultara en la igual representación de jóvenes y viejos en la población mundial para mediados de siglo. “

(Second World Assembly on Aging, 2002, p.1).

Hay un gran número de factores adicionales de relevancia para las mujeres mayores. En los países desarrollados las poblaciones viejas se encuentran mas en las ciudades mientras que en los países nos desarrollados se encuentran en las zonas rurales.

Mientras que el numero de mujeres superan al de hombres alrededor del mundo, el rango de mujeres es major en los paises desarrollados (100 mujeres por 71 hombres) que en los paises en desarrollo (100 a 88). Sin embargo, el reporte señala: “El número de mujeres mayores supera al de los ombres, incrementándose a razón del una mayor edad”. La situación de las mujeres mayores en todas partes debe de ser prioritaria. Reconociendo el impacto diferencial del envejecimiento en las mujeres y hombres es necesario para asegurar una completa igualdad entre ellos para el desarrollo de medidas eficientes y efectivas sobre este asunto…es esencial integrar el proceso del envejecimiento global dentro de un proceso de desarrollo a largo plazo.

Precariedad y exclusion: las mujeres mayores

A pesar de la advertencia de la Asamblea Mundial, la investigación y defensa de los asuntos relacionados con la globalización y sus efectos en las mujeres, se anenfocado a las mujeres jóvenes en puntos de la reproducción.

Con esto se le ha dado una insuficiente atención a las mujeres mayores quienes llevan la mayor carga de las situaciones familiares y económicas. Citando a la Organización Mundial del Trabajo : “ciertas categorías de mujeres son especialmente vulnerables a las desigualdades en el mercado laboral: mujeres de las zonas rurales, las que trabajan en los sectores informales, migrantes, jóvenes, ancianas y discapacitadas… las mujeres mayores siguen siendo discriminadas en el mercado laboral y frecuentemente asumen la responsabilidad del cuidado de sus familias además de sus responsabilidades laborales fuera de casa”

La Junta de las Mujeres Mayores en la Conferencia Preparatoria de Beijing señalo la “feminización de la pobreza” y la “invisibilidad” como los dos mayores problemas a ser atendidos.

Debido a que las mujeres representan la mayoría de la población vieja del mundo, los asuntos concernientes a la vejez son hoy en día y seguirán siendo una parte importante en los asuntos feministas (Kinsella and Phillips, 2005, pp.23 and 25). Los tres mayores problemas a los que se enfrentan las mujeres mayores son la exclusión económica, los asuntos de cuidado familiar y las barreras políticas. Estas mujeres son privadas de muchas maneras de ganar un salario digno y carecen de beneficios para el retiro y otras formas de seguridad; estan muy comprometidas en el cuidado de los miembros mas jóvenes y viejos de sus familias pero carecen de alguien que las cuide a ellas y padecen de barreras para su desarrollo personal y su participación política.

El difícil estatus de las mujeres mayores es el resultado acumulado de las diferentes situaciones que experimentan a lo largo de su vida. Hay que hacer notar su estatus económico, su carencia de educación, la fuerza laboral de las mujeres en sectores informales (incluyendo la agricultura de supervivencia, el trabajo domestico y el trabajo en casa no remunerado) que no proveen beneficios para el retiro o si están trabajando en sectores formales su actividad se ve interrumpida por las diferentes situaciones de su vida, reduciendo o eliminando sus beneficios. Muchas mujeres dependen de los beneficios de retiro de sus esposos que se ven reducidos si llega a enviudar. Sin embargo muchas mujeres casadas y viudas, no pueden depender realmente de los beneficios de sus esposos por que no todos los países no-industrializados tienen el sistema de pensiones públicas para el retiro; incluso, donde existe esta prestación solo un reducido numero de trabajadores están cubiertos por este beneficio, por ejemplo, los empleados públicos, militares y algunos trabajadores formales. (Kinsella and Phillips, 2005, p.33) Por supuesto las mujeres solteras no tienen beneficios basados en los ingresos de sus esposos.

Debido a la carencia de trabajo remunerados, los jóvenes de los países en desarrollao dejan las zonas rurales y emigran a las ciudades en busca de trabajo, frecuentemente dejando a sus esposas, hijos y padres, especialmente a sus padres en sus pueblos. En una forma positiva, envían algo de dinero a sus familias. Sin embargo, en el caso de África desde que los hombres han contraído SIDA en proporciones epidémicas, infectan a sus esposas cuando las visitan y sus madres terminan a su cuidado cuando están muriendo.

Las madres de los enfermos terminales deben enfrentar mucos problemas que incluyen la pérdida del apoyo económico de su hijo que ayudaba económicamente. Además, por una parte como resultado de la perdida de apoyo económico, estudios en Zimbabwe y Uganda han encontrado la carencia al acceso de comida, vestido y salud. La enfermedad del SIDA es aun muy estigmatizada causando aislamiento social afectando también el cuidado medico posible. Además, su propias salud está en riesgo y muchas experimentan el abuso que resulta de ser acusadas de brujería (Kinsella and Phillips, 2005, p.23). Es entonces cuando estas abuelas toman la responsabilidad de ganar dinero y criar a los hijos que deja la enferma.

“Como el SIDA ha arrasado Africa, nos hay gobiernos con sus sistemas de salud, donadores internacionales, instituciones financieras o incluso compañías financieras que hayan apoyado a toda su sociedad; en esto hay millones de personas comunes, la mayoría mujeres….Solo lo hacen.” (Seabrook, 2003, p.76).

En un estudio de Perú, Fiona Clark (1999) examinó los efectos de la globalización neo-liberal en los ancianos con una perspectiva de género. Con respecto a la reforma de pensiones, ella señala que las políticas neo-liberales generadas en 1990 por el presidente Fujimori para reducir el gasto publico incluye un programa de pensiones privatizado.

Esto resulto en dos sistemas de pensiones, uno privado y otro público. Ambos tienen tendencia de género ya que favorecen los sectores formales. Incluso con los dos sistemas, la cobertura es baja y muchas personas, especialmente los trabajadores pobres necesitan seguir trabajando asta avanzada edad. Las mujeres frecuentemente no son cubiertas por los servicios de sus esposos. Además, una pensión de viudez es menos de la mitad de lo que recibían en pareja.

Como una familia, reporta Clark que los efectos pueden ser contradictorias. Las mujeres mayores pueden ser consideradas como una carga a pesar de que se hagan cargo del cuidado de los niños y de la casa mientras las mujeres jóvenes salen a trabajar. De esta manera, el trabajo realizado por estas mujeres no es reconocido e inapreciado; es un trabajo invisible, que hace que finalmente sean consideradas como una carga.

Finalmente, Clark comenta sobre la exclusión de las mujeres mayores de los movimientos sociales peruanos y de sus programas resultantes, ya sea como participantes o como beneficiarias. Si el asunto es sobre vejez, los asuntos de mujeres son dejados de lado, si se enfocan a género entonces el asunto de edad no se toca.

Conclusión

Los críticos de la globalización neo-liberal han lanzado serios retos a la visión de que la economía internacional reflejara un mejoramientos de las condiciones de vida de toda la humanidad. Por el contrario, los números sugieren que la miseria humana en su forma económica continua sino no es que esta siendo incrementada. Quizás la globalización neo-liberal sea toda la causa de esta miseria, pero es en parte el contexto en que todo esto ocurre.

La globalización tiene un impacto diferente sobre las personas. Las mujeres mayores son una parte importante de estas clases precarias que son afectadas negativamente por la exclusión social y que reciben poca atención por parte de los teóricos y activistas anti-globalizantes