La educación ambiental y la participación ciudadana como herramientas de acción comunitaria para un cambio local y global

Jorge Tadeo Vargas
Red Fronteriza de Salud y Ambiente A.C. Mexico

Resumen: Durante las últimas décadas, la participación ciudadana ha pasado del discurso neoliberal y el absurdo de la política gubernamental a una acción real y de resistencia comunitaria. Ya no sólo se queda en las iniciativas de legitimización de los gobiernos, sino que las acciones de la comunidad pasan, en algunos casos, a lograr cambios en las políticas públicas de la región.

Las alternativas que se han ido creando por las comunidades que no encontraron en la política neoliberal una opción real de cambio y de mejoramiento de la situación económica, social y ambiental son cada vez más palpables; de la misma manera que la lucha global contra esa homogenización económica y cultural, síntoma del neoliberalismo global, ha permitido que estas acciones de lucha comunitaria se dispersen y se unan entre sí formando de esta forma redes de apoyo y solidaridad que permiten, no sólo compartir las experiencias, sino aprender y caminar juntos en los cambios necesarios para lograr un desarrollo equitativo y justo.

La construcción de este nuevo mundo o de esta nueva realidad, donde la justicia ambiental, social y económica existan, es una construcción que viene de abajo hacia arriba, que parte de lo local para así llegar a lo global, cuyo principal origen y motor son los cambios en las gestiones y reglamentaciones municipales.

La falta de sustentabilidad social y ambiental del sistema neoliberal van ligados a una desinformación tal que, a veces, nos hace imposible actuar de una forma adecuada; es por eso que necesitamos de información oportuna y basada en la mejor ciencia para alcanzar la sustentabilidad que necesitamos con el fin de crear una realidad justa para todos.

La educación, información y capacitación se han convertido en partes vitales de esta lucha contra el sistema neoliberal. Cada una de estas herramientas hace posible, desde distintas perspectivas, el empoderamiento de una comunidad que sea capaz de cuidar, valorar y decidir sobre la calidad de su medio ambiente; es decir, el adecuado manejo de la información hace posible que las comunidades dejen un sistema en donde el gobierno paternalista afecta el entorno ambiental, mediante decisiones tomadas con base en parámetros políticos y económicos, desde un escritorio a miles de kilómetros de los lugares afectados y les da la posibilidad de actuar directa y responsablemente a quienes van a sufrir las consecuencias. La educación, la información y la capacitación devuelven el control a la gente que vive en esos lugares.

Monitoreo ambiental y acción comunitaria:

Cuando se habla de educación ambiental, muchas veces se piensa en educación formal, con un “público” definido; es decir, estrategias didácticas diseñadas para jóvenes con el objetivo único de concientizar. Esta idea de educación ambiental ha sido reformada por el sistema neoliberal como parte de la “socialización” de su compromiso con la sociedad y de su definición de sustentabilidad; sin embargo, sólo es un espejismo basado en una educación lineal y homogénea (igual para la ciudad que para lo rural) sin involucrarse y sin detenerse a analizar los problemas que causan el deterioro ambiental. No proponen cambios en las políticas municipales que ayuden a mejorar la calidad ambiental y la calidad de vida de la comunidad.

El proyecto de monitoreo ambiental para la participación comunitaria en el que trabajamos desde La Red Fronteriza de Salud y Ambiente A.C. es una propuesta de educación e información para la acción comunitaria. Partiendo de las diferencias en las problemáticas en las ciudades y las comunidades rurales, de que la educación debe ser transversal, interdisciplinaria, multisectorial y accesible a todas las edades, hemos involucrado a toda la comunidad en las acciones de monitoreo y de búsqueda de soluciones.

Este proyecto tiene como base los siguientes objetivos:

Definir las problemáticas ambientales del municipio (quién las causa y por qué las causa)
Buscar soluciones a estas problemáticas (corto, mediano, largo plazo)
Incidir en las políticas públicas municipales (cambios en las leyes municipales)
Incidir en los patrones de consumo y de producción de la comunidad
Para esto hemos venido trabajando con los municipios (la comunidad), los ayuntamientos, la gente del pueblo, informando y actuando sobre problemáticas ambientales, enfatizando el problema del agua, realizando monitoreos de la calidad del agua del río (el trabajo se lleva a cabo en la cuenca alta del Río Sonora, con siete municipios de la misma), el cual es realizado por los estudiantes de las escuelas secundarias y luego llevado a las acciones comunitarias donde se involucra todo el pueblo.

Estas acciones hasta el día de hoy se han visto reflejadas en cambios en la legislación municipal, cambio a nivel personal y de comunidad en las prácticas de consumo y en la formación de una comunidad más comprometida en el cuidado de su entorno, no sólo ambiental sino social y económico.

Conclusiones

La falta de oportunidades, la represion del Estado, han servido para que la sociedad empieze a buscar nuevas alternativas, cuando Margaret Thatcher dijo ““No hay alternativa” (“TINA”, por “ There Is No Alternative”), tenia razon, por que el neoliberalismo a permitido que se vayan creando muchas alternativas, dentro de la lucha altermundista hemos ido creando nuevas formas de accion, de convivencia, de lucha y resistencia al modelo economico.

Tenemos no solo la razon y la verdad, sino que esta esta basada en informacion, educacion, no es una resistencia pasiva, es pacifica y de contruccion diaria.