Los Centros de Atención telefónica: una buena fuente de trabajo para las Mujeres?

Doreen J. Mattingly
San Diego State University, U.S.
Domingo, Octubre 1, 2017

Traducción por Rosario Unanga

 

Durante ocho meses desde que se graduó de preparatoria, Preethi ha trabajado en las noches en el Centro de Atención telefónica de Nueva Delhi en California, solucionando los problemas de sus recibos telefónicos. Su promedio de trabajo diario comienza a las 4 p.m cuando la van de la compañía pasa a su casa a recogerla. A las 5 p.m ella se encuentra ya instalada en su escritorio frente a la computadora alistando los archivos del día y para las 5:30 p,m comienzan a llegar las llamadas a su base de trabajo. La primera hora es normalmente lenta, pero de las 6:30 en adelante una llamada tras otra la mantienen constantemente en el teléfono. Preethi trabaja duro y rápido tratando de desarrollar cada tarea perfectamnente; ella puede ganar algo de dinero extra si cumple con los máximos objetivos. Lograrlo es difícil. Debe tomar al menos 50 llamadas y resolver los asuntos de los usuarios sin ningún error, siguiendo el protocolo de cada llamada y además cumplir con el estandar de tiempo promedio en cada llamada. Durante su turno ella tiene tres descansos, dos de 15 minutos y uno de 30, apenas justo el tiempo para correr al comedor, tomar un te y comer algo con los amigos. Ella es muy cuidadosa para regresar a tiempo a la terminal pues cada segundo perdido reduce la posibilidad de ganar bonos. A las 3:30 se completa la jornada de trabajo, hace el corte y va a atender la reunión de equipo, después toma de nuevo la van que la lleva a su casa de regreso. A las 5:am esta en cama, tratando de dormir antes de que el ruido de la rutina familiar en la manyana la despierte.

Apenas 21 anos, Preethi es el sostén de la familia, provee la mayor parte del dinero que sostiene a sus padres, abuelos y su hermana; su padre no trabaja y su madre nunca ha tenido un trbajo.. Cuando no esta trabajando, Preethi estudia el MBA. Es una joven ambiciosa. “ Quisiera llegar a tener un alto puesto”, dice. “No podría hacerlo con los ingresos de mis padres, pero ahora puedo ver mas posibilidades”. Aunque Preethi pudo obener un trabajo el el Centro de Atención telefónica cuatro días después de graduarse de preparatoria, sus padrs no están muy conformes con su decisión. “La percepción de la gente es que este trabajo es dinero fácil pero en realidad es malo que trabaje toda la noche, fume y tome. Mis padres dicen que no lo debería de hacer pero mis amigos dicen que no es tan malo… Justo despues de la preparatoria mis padres querían casarme. Estan bajo la presión de los familiares. Trataban de casarme pero ahora me ven como una ventaja. Ven que es conveniente que espere a casarme. Ahora dicen que el matrimonio es mi decisión…”

Pero Preethi y las otras chicas que trabajan en el Centro de Atención telefónica , tienen en realidad un buen trabajo? Es la rápida transferencia de servicio de teléfono de India una buena opción para los graduados de clase media como Preethi quienes estan cubriendo esos trabajos? O es acaso un ejemplo mas de la explotación de trabajadores del tercer mundo por el capital global? Este papel no nos habrá de responder completamente a esta pregunta, pero examinaremos una dimensión en la que el trabajo parece autorizar los cambios que ha hecho en los roles familiares de los padres. La mayoría de las mujeres jóvenes que trabajan en los Centros de Atención son solteras graduadas de preparatoria. En la cultura tradicional Hindú, estas jóvenes de clase media deberían de prepararse para el matrimonio, o mínimo a construir un status alto en su carrera para contribuir a la buena reputación de sus familias. En cambio ellas están fuera de casa pegadas al teléfono en medio de extranyos y a menudo ganando más dinero que sus padres. Mi argumento frente a esta posición es que las mujeres que trabajan en los Centros de Atención telefónica están implícitamente rechazando los patrones tradicionales del control del la familia sobre sus hijas, y de esta manera ellas se resisten a la subordinación, tampoco son del todo trabajos que valgan la pena, pues también tienen serios problemas. Sin embargo, los centros hacen posible el rechazo a la sumisión, a los roles de dependencia por lo que en algún sentido se convierten “en buenos trabajos” para las jóvenes hindues. Mis comentarios aquí están basados en una investigación que dirigí en el area metropolitana de Nueva Delhi desde Enero hasta Marzo del 2005, en el cual yo misma entrevisté a 20 trabajadoras de este centro y a 10 directivos. Yo todavía estoy en el proceso de transcribir y codificar las entrevistas, por lo que mis comentarios son todavía preliminares.

CENTROS DE ATENCION

D esde 1970, las corporaciones multinacionales han removido el desarrollo de los paises buscando mano de obra no calificada o mano de obra de baja calificación. En la ultima década esto se ha expandido para incluir programadores de computación, trabajadores de oficina, y va en aumento tambien las telefonistas. Los Centros de Atención proveen un amplio rango en el area de telefonistas incluyendo el acceso ocasional a los servicios por medio de internet. Algunos de ellos son propiedad de companyias internacionales como IBM o American Express; otros son independientes que contactan con otras companyias extranjeras. Algunos de los Centros de Atención son bastante grandes, con 500 a 2500 plazas en las “fabricas” de bases telefónicas que realizan múltiples modos

de contacto (de voz, base de datos, y/o correo y conversaciones), además de una variedad de servicios (como lineas de ayuda, servicio de comercialización, pedidos de libros, información de productos, apoyo de ventas y procesamiento de repuestas para el mercado directo). La mayoría de los clientes de los Centros de Atención están aún localizados en los Estados Unidos, pero va en aumento la cantidad de trabajadores que hablan inglés en las economías periféricas, especialmente de India, llamando y recibendo llamadas de las familias de los Estados Unidos.

En los anyos recientes, el de India se ha convertido en el grupo mas grande y de más rápido crecimiento para los Centros de Atención a clientes. Desde el anyo 2000, mas de 400 centros de atención independientes se han establecido en India, además de la enorme expansión de los centros multinacionales (economist 2003). La mayoría de los centros de atención son clasificados como ITES-BPO Infotmation Tecnology Enabaled Services; Business Process Outsourcing. Esta categoría industrial en India gano 5.7 billones de dolares de ingesos en FY-2004-5; ingresos que han sido incrementados a mas del 50% anualmente desde el ano 2000. El total de empleo en ITES del anyo fiscal 2004-5, casi es el doble de los 180,000 empleaddos en FY 2002-03 (NASSCOM 2005).

La medida de salarios en la industria varía. En una encuesta hecha recientemente a los centros de atención (Ramesh 2004) se encuentra que el 53% tiene un salario mensual sobre las 10,000 rupias (230 US a Junio del 2005 al precio de cambio de 43.5Rs/USD) mientras que otra (Singh and Pandey 2005) reporta que la mayoría de los salarios mensuales están abajo de las Rs 10,000. Otra encuesta dirigida por NASSCOM, una organización India que da servicio a las compañías IT, reporta un slario medio mensual de entrada al nivel de “ejecutivos al cuidado del cliente” de Rs 11,200 y Rs16,700 por senior CCEs. La discrepancia es probablemente debido a los incetivos extras pagados por cumplimiento de objetivos. Es probable que dos de las encuestas independientes no hayan incluido los incentivos, mientras que la tercera si, pero ninguna de la dos deja claro este asunto.

Mientras que este salario es bajo en relación al estandard de los Estados Unidos, es sin embargo bastante alto para el standard de la India, especialmente para gente joven que viene directo de la preparatoria. Es casi dos veces el salario promedio en Rupias 5900 (cerca de US$135) según el reporte del 2001 censado en el área de empleadas salidas de preparatoria, mujeres educadas en India, y es diez veces el salario mínimo nacional de Rs1000 (us$23) al mes (censo de India, 2002).

Todas las fuentes reportan que la mayoría de los trabajadores de los centros de atención a clientes y usuarios de teléfono están abajo de los treinta anyos de edad, solteros con grado escolar de bachillerato o más. Aunque nunca he visto las estadísticas nacionales en el género de la ocupación, todos los pequenyos estudios y encuestas reportan hombres y mujeres que oscilan entre 40/60 a 60/40. La ocupación de “ejecutivos al cuidado del cliente” (término industrial para los telusuarios) aparece ahora igual para hombres que para las mujeres . La industria tiene extremadamente altos niveles para moverse o “attritions” como se le llama en la industria.

EMPLEO y PODER

En India el debate acreca del trabajo de las mujeres en los centros de atención telefónica es predeciblemente dividida. Por un lado se encuentran quienes están a favor del mercado libe y son quienes toman la línea de que la inversión extranjera es buena para todo el mundo por definición, particularmente cuando ofrece salarios altos (en relación a otros trabajos en India) y además aumenta la productividad. Algunos libros recientes acerca de la globalización en general y de fuentes externas han acentuado este punto (e.g.Das 2001).

En el otro lado están por ejemplo los artículos que hablan sobre el feminismo en la India y en estas publicaciones se encuentran muchas mas críticas de los Centros de Atención a Clientes, muchos los llaman trabajadores “cyber coolies”.

Recientes artículos apuntan los sguientes problemas de los centros:

+ Efectos en la salud de los trabajadores que laboran en el turno de noche (La voz de la mujer trabajadora 2004); Singh and Pandey 2005). El continuo stress y la tensión en el tabajo llevan a circunstancias en donde las mujeres trabajadoras ya no pueden mas, especialmente durante el embarazo y en situaciones de doble carga en la familia y en el lugar de trabajo (Ramesh 2004, p.29).

+ Pérdida de identidad sirviendo a los clientes extrangeros con acento americano o británico (LA Voz de la Mujer Trabajadora 2004).

+ El alto grado de vigilancia a los trabajadores. Los supervisores pueden intervenir de vez en cuando las llamadas, y las computadoras generan diarios reportes del desarrollo de los tabajadores (Mazumdar 2004).

+ Es mucha presión al encontrarse con cuoas irrazonables (Mazumdar 2004).

+Hay gran falta de oportunidades para promoción o transferencia de habilidades (La Voz de la Mujer Trabajadora 2004). Un estudio en India arguye que “la mayoría de las mujeres estan atadas a una carrera sin fin en donde no pueden nunca subir con su trabajo en la escalera de su organización”.(Ramesh 2004, p.27).

Numerosos estudios que han hecho un balance de la relación hogar – trabajo de las mujeres casadas encuentran que ellas son responsables de la mayor parte del trabajo de la casa (Pande 2003; Singh and Pandey 2005). Y en base a este patrón se puede concluir que esta ocupación “no ha cambiado en nada el género de relaciones en el hogar” (Pande 2003;19) . Las madres comprenden un porcedntaje muy pequenyo de los trabajadores en los centros de atención a usuarios, el rol doméstico que de hecho es más importante de examinar no es el rol de esposa sino el rol de hija de familia.

Previamente se ha explorado los efectos del empleo en fábricas de propietarios extanjeros en el rol de las hijas, y se ha encontrado que mientras mas explotadas y mas mal pagadas sean, dan a las hijas mas recursos para evadir el control de los padres por el alto status que adquieren las hijas por la contribución económica que dan a su familia 9e.g.Ong 198 7; Wolfe 1992). Estos estudios proveen una plataforma para mirar los efectos del empleo en el rol de hijas de familia, aunque estan limitadas pues están enfocadas en la experiencia de la mujer rural humilde y con muy bajo salario de mano de obra no calificada en el trabajo de fábrica. Las jóvenes trabajadoras laborando en los centros de atención , desde este punto de vista, necesariamente vienen de de familias de clase media, con buen inglés y de educación nivel preparatoria, los cuales son requisitos para el trabajo.

La mayoría de las familias en India son patriarcales, patrilineal y patrilocal. Esto significa que el jefe de familia tiene la autoridad para controlar el trabajo laboral, la propiedad y el sexo. Esta casta y parientes son transferidos de padre a hijo; y en el matrimonio la mujer es tranferida del seno familiar donde nació y creció a la familia del esposo. La mayoría de los matrimonios son arreglos hechos entre los padres y la reputación de la hija y su pureza son factores determinantes para ser casadera. Aunque los núcleos familiares van en aumento poco a poco en las zonas urbanas, la forma dominante es la que mantiene “la familia unida” y son también familias de hijos que viven con sus padres. Los hijos hombres son reconocidos como los sucesores de los padres y los futuros soportes, mientras que las hijas tienen menos valor y a menudo son puestas a un lado y encubiertas, vistas “como un huesped en casa de los padres” o como “otra” propiedad (Majamudar 2004,p.89). En el área rural o en las familias de muy bajos ingresos esta forma se traslada incluso a darles menos alimento a as hijas que a los hijos, igual menos tratamientos médicos y educación. En las familias urbanas educadas hay menos discriminación de este tipo (e.g.Krupalini and Bhat 2003) aunque permanecen vigentes las típicas reglas y roles para las hijas y los hijos. Las hijas socializan de forma pasiva y dependiente; los hijos para ser exitosos y responsables. Mientras que los padres esperan un soporte económico de los hijos, la mayoría sin embargo considera impropio aceptrar dicho soporte de parte de las hijas. (Majamudar 2004). Los hijos y las hijas socializan típicamente entre dramáticas diferencias en los deberes familiares. Los miembros femeninos de la familia y los sirvientes hacen practicamente todo el trabajo doméstico y el cuidado de los ninos. Sobre todo en la familia hindú está la base en la que se salvaguardan y preservan las prácticas del sistema de castas, protegiendo y cambiando sus propios intereses de casta.(Krupalini and Bhat 2003:64). En esta fórmula la virtud de las hijas es extremadamente importante puesto que “una hija es la fuente que puede denigrar la reputación familiar, particularmente antes del matrimonio”.(Majamudar 2004,p.90)

Una manera muy obvia y significante en que influyen los centros de atención telefónica es el reto de cambiar la posición de las hijas dentro de la familia simplemente sacándolas del hogar, puesto que en los centros se trabaja por la noche, así que seguido hay muy poco tiempo para pasarla con los miembros de otra familia. L a mayoría de las respuestas reportan que las relaciones familiares estan sufriendo, la familia se pierde pues seguido llegan cansadas de hablar y agotadas cuando los padres las ven. Además de que las trabajadoras se quejan de que no tienen el tiempo para participar en los eventos familiares, por ejemplo ir a una boda. En general los trabajadores se quejan de esto cuando laboran en los centros de atención . Por ejemplo Rucha dice: “Entonces el aspecto negativo que esto puede tener es que se pierde la unión familiar, y se extranya mucho.” Entonces si uno ha tomado las riendas de su vida, tienes que ser lo suficientemente fuerte emocionalmente. Este trabajo en realidad te hace muy seca cuando regresas a casa, en realidad no tienes ganas de hablar con nadie entonces nuestros padres piensana que tenemos problemas, pero ellos no pueden entender el hecho de que hemos pasado toda la noche charlando y que cuando queremos un descanso nos irrita cualquier clase de ruido.

Ademas del aspecto negativo que tiene el hecho de no poder pasar tiempo con tu familia, las entrevistas revelan otros tres caminos en que los centros de atencion telefónica cambian las relaciones de las jovenes y sus padres: 1) aumentando la independencia económica de las trabajadoras, 2) proveyéndoles de un espcio de trabajo con una relativa falta de jerarquía cultural y 3) poniendo en peligro la reputación sexual de las jóvenes trabajadoras. Y así, estos efectos combinados dan como resultado la pérdida del control patriarcal sobre las hijas.

INDEPENDENCIA FINANCIERA

El empleo en estos centros de atención cambia los roles de las hijas por obvias razones.. Primero de todo, porque brinda a las jóvenes ingresos substanciales y elimina su dependencia financiera. La conexión que hay entre la independencia financiera y la autonomía de las mujeres ha sido la piedra angular del análisis económico feminista. No hay duda de que el empleo en los centros de atención telefónica ofrece a las jóvenes la oportunidad corto plazo de tener una independencia financiera y tambien la oportuniad de contribuir al soporte de sus familiares.

Las respuestas de las jóvenes que entrevisté varían en el grado de soporte que ellas dan a sus familias. Un extremo de este fue una chica de Nueva Delhi que vivía con sus padres y gastaba todos sus ingresos en compras personales (especialmente ropa y joyería) y entretenimiento (restaurantes, cine, viajes). La mayoría de las jóvenes de Nueva Delhi, acostumbran al menos colaborar con la familia en forma de regalos. A su manera responden: “Yo les doy a mis padres, no en dinero, pero en regalos. Mi hermano esta aquí, está haciendo su carrera de ingeniería, así que le doy algo de dinero y regalos, y a veces lo llevo a comprar algo o a comer…”

Las Finanzas de las jóvenes de Nueva Delhi son muy diferentes. Es muy interesante los datos que arrojó una larga encuesta hecha a los trabajadores en Dheli, sabemos que solo una tercera parte de los trabajadores son de NCR (National Capital Region) de Dhelhi, dio como resultado que la mayoría ya no vive con sus familias. (Ramesh 2004). , viven en hoteles, en departamentos, o con parientes, y los trabajadores de fuera entrevistados son responsables de sus gastos. Ademas, muchas de estas jóvenes mujeres mandan dinero a casa. Ruchi vive en un hostal. Su madre viuda, es secretaria, vive con su hermano pequenyo en su casa en la ciudad de Lucknow. Cuando habla acerca de sus gastos Ruchi reporta : “yo pago mis cuentas primero y lo que me sobra se lo envío a mi mamá. Compro muchos regalos para mi mamá y mi hermanito, me gusta mucho hacer eso… el anyo pasado llevé a mi mama Bangalore. Era algo que ella siempre quiso hacer”

En la reciente encuesta que se realizó a 100 jóvenes de los centros de atención telefónica, Singh y Pandey (2005) encontraron que cinco de los entrevistados reportan ingresos familiaes menos de Rs.20,000, lo cual las hace “absolutamente dependientes de los ingresos que reciben de los centros de atención” (p.19) Otros cinco aproximadamente fueron al otro extremo del espectro, reportando ingresos familiares mayores de Rs. 100, 000 mensuales.

Otro ejemplo de ndependencia económica entre las mujeres trabajadoras de los centros de atención a es el camino que ellas deciden tomar para gastar su dinero. A excepción de una , las jóvenes que yo entrevisté no siguen los consejos y las instrucciones que han recibido de sus padres en lo que se refiere a sus ganancias. La siguiente afirmación es típica de este punto de vista: “ellos quieren que yo ahorre, pero apenas estoy empezando a trabajar ya ahorraré cuando me haya casado o para cuando piense casarme. Entonces ellos tienen muchas prejuicios acerca de mis hábitos para gastar mi dinero… por ejemplo mi papá me dice que si apenas acabo de comprar unos zapatos el mes pasado, que por qué compro otros, dice que tengo demasiados zapatos.

APARENTE NO-JERARQUIAS EN EL LUGAR DE TRABAJO

Un segundo camino en que los centros de atención telefónica son un reto al apego a su tradición en el rol de hija de familia, y concierne a la falta de sumisión. Es central para el género de rol ideológico de los hindues el ideal de sumisión pasiva de la mujer, y asi mismo estas cualidades son buscadas por las familias que quieren encontrar una hija para su hijo.

Es típico de los lugares de trabajo de la gente de La India, especialmente aquellos en que las mujeres son una minoría, seguido refuerzan las relaciones patriarcales reforzando la jerarquía de género y edad. Desde este punto de vista, las respuestas reportan que el ambiente internacional de los centros de atención brindan un ambiente realmente diferente a los que se encuentran en las típicas compañías de India.

De igual manera, hombres y mujeres trabajadoras y directores reportan que una característica del estilo internacional de los centros de atencion, es la naturaleza informal de las relaciones en los espacios de trabajo. Todas las respuestas reportan que en los centros de atencion telefónica los hombres y mujeres trabajadores de todos los niveles tienen la libertad de”interactuar libremente con todos”. También se hace notar la falta de reglas para el modo occidental de vestirse las mujeres, o las faldas. Y efectivamente el ambiente de libertad y diversión de los estos centros ha sido ampliamente descrita en la prensa Hindu.

Sobre todo, las entrevistas y otros reportes en la industria sugiere la no-jerárquica cultura en el lugar de trabajo. Una razón por la que prevalece la cultura no ——jerarquica en los centros de atencion es la edad: la mayoría de los directores y supervisores andan entre los 20 y los 30 anos. Otra razón son los géneros. La mayoría de los centros de atención tienen ambos géneros integrados; al menos el 40% de los trabajadores son mujeres y aunque los hombres predominan en los altos puestos, también es cierto que hay muchas mas mujeres en los puestos directivos que en las empresas hindues. Esto es particularmente cierto en los mas bajos niveles directivos, en el equipo de líderes que directamente supervisa a los “ejecutivos”; el mas amplio estudio a la fecha realizado en los centros de atencion de Delhi encontró que el 40% de los integrantes del equipo de líderes son mujeres (Ramesh 2004;28) . Finalmente el hecho de que el trabajo sea “internacional” y que los trabajadores estén en constante contacto con los extranjeros y trabajen para companias de extranjeros (aunque la compañía sea Hindú), esto tiene una influencia cultural. En las entrevistas es evidente que los trabajadores asocian apertura e igualdad de géneros con la occidentalización.

Una joven reporto: “lo que yo he notado en mi centro de atención es que todos son muy accesibles. Si tu tienes algún problema puedes ir a CEO y comentarlo con el supervisor. A veces que estamos sentados cenando, llega el CEO y nos pregunta que si puede sentarse con nosotros. Hay mucho companyerismo. No es que por que él sea CEO no podamos hablarle, pues aunque se trae un problema personal, o si tenemos algun problema relacionado con el equipo de trabajo, podemos ir con el CEO y exponérselo. Todos son muy abordables.

La cultura igualitaria de los centros de atención telefónica es particularmente llamativo para aquellos que han tenido otros trabajos en compañías hindues. Otra respuesta de alguien que ha trabajado en una casa de exportación hindú expresa la relativa ausencia de acoso sexual en los centros de atención: “en mi otro trabajo un chavo me hizo un comentario no pude responder, sin embargo aquí sí puedo decirle que se callé, allá no puedes decir nada…. yo era la única mujer así que llamaba la atención de todos los chavos, no era precisamente un acoso pero sí tenía que hacer una especie de favores especiales que yo no quería… eso no pasa en los centros de atención. Aquí la mujer puede ser muy libre, puede decir lo que piensa. El acoso sexual se desarrolla en un área en donde el poder patriarcal se manifiesta mas especialmente. La basta mayoría de las respuestas de las mujeres revela que ellas no han sentido persecución sexual. Y los jóvenes trabajadores que entreviste dicen que las reglas que se refieren al acoso sexual son injustas, pues si una mujer se queja de haber sido acosada se considera que puede ser verdad, en cambio si un hombre es acusado entonces automáticamente es cambiado o despedido. Los directores que entreviste reportaron que hay cero tolerancia para cualquier tipo de acoso sexual y eso es crucial para que nunca mas puedan tener el trabajo que necesiten si los padres reclaman que su hija ha sido sexualmente acosada. Mientras que yo estoy seguro de que muchas de las supuestas persecuciones sexuales no existen. Mis entrevistados indican que es de menor importancia ese hecho en esta cultura de trabajo que en el medio ambiente de los lugares comunes de trabajo en India. En un estudio que hicieron Liddle y Joshi en el anyo de 1986 encontraron al acoso sexual (llamado broma en India) para susurrarlo en los lugares de trabajo profesionales. Encontraron que las amenazas de acoso sexual, combinado con la amenaza de rumores sobre la conducta sexual inapropiada de las mujeres, efectivamente mantienen a las mujeres interactuando con libertad con los hombres companyeros de trabajo y cultivando buenas relaciones con los mentores.

Permítaseme clarificar aquí cual es mi argumento. Yo no estoy dejando asentado que en los centros de atención telefónica no hay jerarquías en el lugar de trabajo ni que los trabajadores tienen el poder. Existe una estricta gerencia directiva y división de tareas ademas de que el trabajo de los ejecutivos que operan los teléfonos son cuidadosamente monitoreados por computadoras. Simplemente quiero decir que la cultura en el )lugar de trabajo, normas y expectativas de la conducta cotideana, modos de vestir, y las conversaciones en el lugar de trabajo, enfatizan la apertura y la igualdad. Esto es muy importante para mi argumento sobre los cambios que sufren los roles de hijas de familia a diferencia de otros lugares hindues, porque la cultura y el ambiente internacional de estos lugares de trabajo no establecen normas de comportamiento basadas ni en edad ni sexo. De hecho el estricto monitoreo por computadoras sobre el desempenyo de los trabajadores, ha hecho a las jovenes mujeres mucha mas justicia que las tradicionales normas Indias de comportamiento y mesura en el trabajo, las cuales muy frecuentemente descriminan contra la mujer.

LIBERTAD DE CONTROL SOBRE SEXUALIDAD

Desde hace tiempo he venido discutiendo el reto que establecen los cetros de atención sobre el control que los padres ejercen sobre las hijas brindándoles una independencia económica y segundo no reforzando las relaciones patriarcales. Además de que los centros de atención telefónica van en contra del típico patrón de trabajo de clase media en la que no permite mejorar dentro del status familiar. De hecho la discriminación sexual es mas baja en el seno familiar de los trabajadores de los centros de atención.

En Hijas de la Independencia, Liddle y Joshi (1986) persuasivamente insisten en que el control de los hombres sobre las mujeres es central para ambos en el sistema de castas en la India. Una caracter’istica del sistema de clase capitalista ha sido el desarrollo de la clase media, la cual esta ligada al sistema de castas pre-capitalistas en muchos sentidos, incluyendo en las elites el control de la sexualidad de las mujeres y su libertad. En el sentido de la independencia, las nuevas oportunidades de empleo se vuelven accesibles para algunas mujeres de clase media, especialemente en medicina, educación y empleos de gobierno. Los eruditos feministas insisten persuasivamente que la nueva educación y modos de empleo para las mujeres de clase media han sido cortados de una manera que benefician directamente a los hombres en su familia (Liddle y joshi 1984), pues la discriminación limita en su movilidad física y limita la socialización con los companyeros de trabajo y la responsabilidad exclusiva de las mujeres en el trabajo del hogar las limita en su desempenyo y avance profesional. Al mismo tiempo, las ganancias de las mujeres y la ayuda económica que dan a sus familiares ayuda a distinguir a las mujeres de clase media de las de clases mas bajas. Liddle y Joshi tambien encontraron que el empleo de las mujeres de clase media fue controlado por su familia o por el esposo y solo lo permiten cuando la joven ha encontrado un puesto suficientemente alto y digno en la jerarquía ocupacional como para beneficiar a la familia y borrar el deshonor inherente que trae consigo el hecho de que una mujer salga de casa para ir a trabajar (108). “Una Familia puede mantener su respetabilidad si el lugar de trabajo de su hija mantiene controlada la sexualidad y también a través de enfatizar los beneficios que atraen a su status económico gracias a su trabajo u ocupacion”.

Este argumento es extremadamente importante para el análisis del trabajo en los centros de atención telefónica, a diferencia de otras ocupaciones que favorecen a los mujeres de familias de la clase media, como la ensenyanza o el cuidado de la salud, no hay status ni respetabilidad asociada con los centros de atención. De hecho, la ocupación tiene una baja reputación que puede bajar el status de la muchacha y por consecuencia de su familia. Todas las respuestas de mis entrevistados dicen que el trabajo en los centros de atención tienen bajo status, se encuentran respaldados por otras entrevistas sobre ocupación (Ramesh 2004; Singh y Pandey 2005).

Por ejemplo Mara dice que cuando ella les dijo en su pueblo donde estaba trabajando ellos de dijeron: “Ah sí, en un centro de atención, qué estas haciendo en ese lugar ?” Creo que la gente no entiende que un trabajo en un centro de atención es un trabajo como cualquier otro que tu realices. Yo creo que la gente tiene esta actitud porque es fácil conseguir un trabajo en un centro de atencion telefónica. Cualquiera puede entrar a trabajar aquí, pero lo que ellos no saben es que no cualquiera puede sostener el ritmo de trabajo por eso los salarios son muy altos.”

Pandita tiene un punto de vista similar cuando le pregunté a sus padres su opinión sobre el trabajo de su hija: “Uhm, ellos estan felices de que yo esté ganando dinero, pero el problema se presenta cuando ellos tienen que decirle a alguien mas esto, entonces ellos preguntan: que esta haciendo tu hija en Delhi? Y si ellos tienen que decir que estoy trabajando en un centro de atención a entonces ellos no se sienten muy orgullosos de tener que mencionarlo.

Pero aún mas problemático para los familiares de los trabajadores, las jóvenes mujeres que trabajan en los centrosde atención son sexualmente estigmatizadas. Puesto que el trabajo se hace de noche, en un ambiente de trabajo y esto puede deshonrar a su familia.. Todos mis entrevistados estaban alertas acerca de los malos juicios y comentarios qeu dicen que sus companieras son “locas” o “fáciles”. Sin sorpresa alguna, las mujeres también me aseguran que este estereotipo no se puede aplicar a ellos, pero sin embargo sí admiten que esa reputación es un problema para su familia.

Por ejemplo, después de dejar su trabajo de secretaria en su ciudad que colinda con Rajhastan, Leela vino a Delhi y encontro trabajo en un centro de atención telefónica. A petición de sus padres ella se fue a vivir a casa de la hermana de su abuelo. Ella dice que “los mayores fueron muy buenos con ella, pero el nieto tiene una mentalidad muy estrecha y piensa que las mujeres que trabajan en los centros de atención tienen muy mal carácter. El estaba receloso de todo lo que yo hacía -dijo. Entonces Leela se vio obligada a cambiarse de casa de sus familiares a un hostal. Dijo tambien que ella tuvo mucha suerte por haber tenido un padre tan diferente que la apoyó toda su carrera, pero su madre aún le pide que deje los centros de atención y que haga algo mas respetable.

Las respuestas de las mujeres solteras dicen que esta clase de empleo afectan a sus prospectos de matrimonio. Shashi dijo: “ si yo me casara tendría muchos problemas. Trabajar en los centros de atención telefónica te hace independiente y responsable de tus propias decisiones. Para un hombre normal hindú, las mujeres en los centros de atención no son de buena reputación, pero a mí no me importa puesto que por ahora no quiero casarme, aunque eso es lo que les gustaría a mis padres. Las relaciones con mis padres son muy tensas. Ellos no estan realmente felices. Bueno ellos estan felices por el dinero pero no cuando tienen que decirle a alguien mas la verdad, entonces no se sienten orgullosos. Ellos quieren que me case, pero yo estoy acostumbrada a ganar mi propio dinero y convertirme en una esposa ama de casa va a ser muy difícil..

La cuestión de la sexualidad en los centros de atención merece un análisis mas profundo que el que puedo hacer aquí, la imagen de las chicas de clase media como protagonistas de una sexualidad promiscuas y que no se trata solamente de un reto al control familiar sino que es todo un tratado sobre la sexualidad femenina y la identidad nacional en la globalización india. . Ambos. Leela Fernandez (2001) y Rupa Oza (2001) arguyen que las amenazas que sufre la pureza sexual de la mujer se ha convertido en el tema principal de la oposición a la globalización de ambas partes, los conservadores nacionalistas y los críticos progresivos. Asi mismo en el movimiento feminista Hindú ha sido en gran parte dirigido en términos de la victimización de la mujer y al bajo grado de salud de la mujer ( John y Nair 1998). Los tabajadores de los centros de atención telefónica son un dramático ejemplo de ambos puntos de oposición: la modificación de la sexualidad de la mujer joven en la forma de servcio trabajo como también el actual cambio en los códigos sociales. Lo que es más importante en mi Argumento es que el empleo de las hijas en esta ocupación no aumenta el status del hombre en su familia, y puede incluso dejarlo abajo. Entonces esta tensión en el tema de la sexualida y el trabajo en los centros de atención es como una ruptura en el patriarcado de la familia hindú.

CONCLUSIÓN

Quiero acentuar que mi propósito aquí no es reclamar el poder que adquieren los trabajadores de los centros de atención. El trabajo es monótono y duro, se trabaja de noche y los cambios de turno traen consigo un gran numero de víctimas en su salud y en sus vidas sociales, muchos lugaes de trabajo tienen obligación de trabajar horas extras, los permisos son dificiles de obtener, el ritmo de trabajo es brutal, y la mayoría de los trabajadores tampoco avanzan en la industria aprendiendo o desarrollando nuevas habilidades que pudieran usar en otros trabajos. Pero al mismo tiempo esta clase de trabajo ofrece a las mujeres jóvenes trabajadoras la posibilidad de escapar del rígido control patriarcal que se ejerce sobre las hijas de familias de la clase media. Específicamente, trabajar en los Centros de Atención telefónica da a las jovenes una independencia financiera (aunque posiblemente a corto plazo) y una relativa igualdad en el espacio de trabajo. Tambien, por causa del estigma sexual asociado con esta clase de trabajo, se puede decir que rompe con las normas del ambiente de trabajo de las mujeres de la clase media lo cual no mejora el staus de los hombres en sus familias. A este respecto, mi análisis le da seguimiente al elaborado por Liddle y Joshi (1986), el cual arguye que las mujeres que trabajan profesionalmente se pueden situar entre las que “se resisten a la subordinación (P109) e incluye también un rechazo significativo al control económico y sexual machista sobre la mujer.” (p.109). Mientras que las mujeres que yo entrevisté son ciertamente sujetos de diferentes tipos de control en sus trabajos, ellas están a la vez rompiendo con muchos tipos de tabús y de alguna manera estan rechazando el control patriarcal en sus familias. De este modo podremos ver a los Centros de Atencion Telefónica como emancipadores y transformadores, con un gran potencial para cambiar el status de la mujer en la familia. En palabras de Pandita: “Trabajar en los Centros de Atención te convierte en una persona de mente abierta y aprendes a tomar tus propias decisiones, ya que con tus propias ganacias no necesitas depender de nadie, además de que no puedes culpar a nadie por lo que te sucede, eres responsable de tus propias decisiones y eso al mismo tiempo acarrea algunos problemas. Puesto que para los hombres de una familia normal hindú es muy dificil que acepten que las mujeres trabajen.”