Mi experiencia en el VI Encuentro Internacional La Economía de los Trabajadores Buenos Aires – Pigue, Argentina 2017

Olivia Canales
Sábado, Febrero 24, 2018

Aprendí, que el tema del trabajo, de la acción y organización de los trabajadores pasa por una serie de cosas que parecieran muy desarticuladas entre sí, pero que en realidad no lo son tanto., así que haré un esfuerzo de enlistar algunas de ellas sin un orden en particular y tratando de no ser demasiado ingenua:

  • Aprendí de las Empresas Recuperadas, constituidas en Cooperativas, la importancia que tiene la Educación y Formación para el futuro. Por eso la creación de los Bachilleratos Populares en la mayoría de estas cooperativas. Los Bachi, Concebidos en primera instancia como educación para los adultos y que se han convertido, poco a poco, en una opción viable para los jóvenes. Escuelas en las que no existe una relación vertical si no una horizontalidad en la manera de enseñar. Una cooperativizacion, una autogestión del conocimiento. Un espacio no solo físico dentro de las empresas, sino hacia la comunidad. Una manera de devolver a la comunidad su solidaridad con el movimiento de los trabajadores, y a su vez la forma de trasmitir a las siguientes generaciones la importancia de cuidar y proteger la lucha de los trabajadores.
     
  • Del Bauen, el hotel emblemático recuperado por los trabajadores, Textiles Pigue, la Imprenta Chilabert, y el resto de las empresas recuperadas que visitamos, reconocí, reivindiqué, la fuerza y la importancia de la resistencia. Saber resistir, hace posible lo demás.  
     
  • Del compañero de Colombia, excombatiente de las FARC, aprendí del reto al que se enfrentan, a raíz de la firma de los acuerdos de paz, de tutorar, de acompañar a los compañeros excombatientes para incorporarles a la vida productiva. Promoviendo como prioridad el trabajo autogestivo, alternativo al capitalismo.
     
  • De Chile, aprendí su exhaustiva lucha por conseguir Educación Pública y Popular. El representante de una Universidad habla de cómo desde su lugar en la academia se promueve la creación de cooperativas hacia la comunidad. Pero además del acompañamiento para la organización, constitución y registro legal, la Universidad en cuestión participa en la formación de sus miembros, si en temas de cooperativismo lo que es obvio, pero también promoviendo temas como Derechos Humanos, Democracia, Género, etc. al interior de las cooperativas. Y así mismo, cómo al interior de la Universidad se promueven la organización cooperativista y es así como se ha formado un Consejo Social, en el que Organizaciones de la comunidad opinan sobre los procesos internos de la universidad. El Cooperativismo como aporte no solo como disciplina.
     
  • De Cuba, aprendimos la diferencia y la importancia entre la creación de cooperativas promovidas y no perseguidas por el estado.
     
  • También se habló de los migrantes y la necesidad de poner en la agenda internacional el tema migrante. Porque ya sea por políticas neoliberales, por la violencia del narco, por un conflicto armado o simplemente por la falta de oportunidades, en el mundo entero existe gente dejando su país de origen para tratar de encontrar una mejor situación de vida en otro. Lo que hace el tema migratorio no solo un tema de refugio sino de trabajo. Así que se hace necesario un reconocimiento como trabajadores migrantes.
     
  • De las mujeres del encuentro aprendí que, desafortunadamente, a lo largo y ancho de la humanidad, todas en mayor o menor medida compartimos las mismas desigualdades e injusticias como género: En los indicies de desempleo, las mujeres ocupamos siempre un porcentaje mayor, ganamos hasta un 50% menos que los hombres por el mismo trabajo desempeñado, no contamos con suficiente representación en los puestos de la administración pública y de gobierno, como no sea a través de las cuotas. Y ni hablar de la violencia de género. El sistema capitalista, ha quedado de manifiesto, ha actuado con mayor voracidad en contra de las mujeres. Así que si queremos discutir y en su momento derribar al capitalismo tendrá que ser forzosamente a través de una perspectiva de género.

Así que el tema del trabajo, de las luchas por los derechos de los trabajadores….  pasa por el tema de la educación, la migración, el género, la violencia y el narcotráfico, las políticas neoliberales, las universidades… la impunidad, la corrupción… en fin… la cotidianeidad.

Desde mi muy particular punto de vista, después de escuchar a todas estas mujeres y hombres que desde muy diversas partes del mundo convergieron en este pequeño universo alternativo, puedo vislumbrar tres grandes desafíos para mi país:

UNO. Asumirnos todos con conciencia de clase…  como una sola clase trabajadora, al fin y al cabo, todos somos trabajadores, indígenas, mujeres, campesinos, burócratas, quienes tienen patrón, quienes lo son, quienes trabajan en las calles, los académicos…. todas, todos (excepto claro los dueños del país) somos trabadores… así que nos toca comprender que la lucha por los derechos de unos es la lucha por los derechos de todos y que, si sumamos, en lugar de confrontarnos, conseguiremos más para todos.

DOS: encontrar y promover los medios de dignificación del trabajo, no solo por lo que se refiere a salarios justos (que ya es de por sí una demanda añeja en nuestro país) si no como miramos a nuestro trabajo, como capacitamos, como educamos a la sociedad para que se sienta digno del trabajo que ostenta, que es sí un medio para adquirir bienes y servicios, pero además es un medio para dignificar la vida.

TRES: En el marco de la situación que enfrenta actualmente el país, en la que gobierna la impunidad, la corrupción, la violencia… cómo promover la construcción de redes solidarias que nos den fuerza para enfrentar los desafíos. No me malinterpreten, sé que afortunadamente, existen muchos y muy buenos esfuerzos a lo largo y ancho del país de una serie de colectivos, grupos, incluso individuos organizados… pero desde mi muy particular punto de vista, parece que estamos desarticulados… a veces, sin ofender, creemos que nuestra lucha es la importante y mi forma de hacer las cosas es la correcta y así no nos permitimos juntarnos con los otros.

Así que, encontrémonos, reconozcámonos.